¿Sabías que el puente levadizo del castillo de la Bella Durmiente es en realidad un puente levadizo de trabajo? Sólo se ha bajado dos veces en toda su vida, una vez en el día inaugural y una vez más en 1983 después de una importante remodelación de Fantasyland, para poder dar entrada a los invitados.